Home Overview Press Room Blog Publications For Students about us
Search

Lo Que La Modificacion Genetica Humana Significa Para La Mujer

by Judith LevineWorld Watch
August 1st, 2002

Lo Que La Modificacion Genetica Humana Significa Para La Mujer
(y El Rol de la Mujer Norteamericana)

Judith Levine
Traducido por Rosario Isasi
World Watch
Julio / Agosto 2002

Los defensores de la nueva eugenesia quieren enmarcarlo como un asunto de "eleccion". Sin embargo las feministas saben que podemos apoyar los derechos de aborto y aun oponernos a la eugenesia.

Seducidas por la promesa médica de la ciencia genética o temerosas de perder la autonomía reproductiva, muchas feministas han retrasado su oposición a la ingeniería genética humana. Sin embargo, la IG es una amenaza para las mujeres y, en el sentido más amplio, un asunto feminista. He aquí el porqué.

Si alguien debe ser cauteloso con las técnicas médicas destinadas a mejorar la reproducción ordinaria - como la IG preteder hacer - son las mujeres. La historia está llena de esos "progresos" y de sus graves resultados. Cuando bebés sin extremidades nacieron de madres que tomaron talidomidia, la droga fue retirada del mercado. Sin embargo, los resultados letales de otra medicina de "estimulación del embarazo", DES, aparecieron sólo algunos años despues, como cáncer en las hijas de madres DES. La pildora fuerte en estrógeno fue probada primero en desinformadas madres puertorriqueñas, algunas de las cuales podrían haber muerto de ello.

Hoy en día la industria de fertilidad hace 4 billones de dolares al año, aun cuando la Fertilizacion in Vitro (IVF) da resultado (tiene éxito) sólo en 3 de 10 casos. Virtualmente sin regulacion y altamente competitivos, estos médicos de fertilidad usualmente llevan a cabo tratamientos experimentales. Recientemente, el Instituto de Medicina Reproductiva y Ciencia del Centro Médico San Barnabas de Nueva Jersey anunció el éxito de una nueva "terapia" de fertilidad llamada transferencia citoplasmática, en la cual parte del material celular que está fuera del núcleo de los óvulos (huevos) de una mujer es transferido al óvulo (huevo) de otra mujer que esté experimentando dificultades para mantener la supervivencia del embrión. El citoplasma transferido contiene mitocondria (organismos que producen energía para la célula), los cuales a su vez contienen un número pequeño de sus propios genes. De este modo el embrión producido por trasferencia citoplasmática termina teniendo dos madres genéticas. Esta mezcla, llamada "heteroplasmia mitocondria" puede causar síntomas mortales que no aparecerán hasta más tarde en la vida. Cuando la television pública Nova reportó entusiastamente el procedimiento, completándolo con tomas de su lindo resultado, Katy, no mencionó riesgo alguno.

¿No dieron estos pacientes su consentimiento informado? Si y no. La mayoría leyó las advertencias y firmó con sus nombres. Pero con las terapias genéticas no existe tal cosa del consentimiento "informado", dice Judith Norsigian del Colectivo de Salud de Mujeres de Boston, "porque los riesgos no se pueden conocer". La bióloga Ruth Hubbard añade, lo letal del DES fue descubierto "sólo porque se demostró a sí mismo en una condición de otro modo muy extraño. Si los efectos [de la ingeniería genética humana] se retrazan y si no son asociados con una patología particular inusual, puede tomar un buen tiempo el descubrirlo." O ciertamente, "nunca lo podríamos saber".

"Perfeccionando" La Alteracion Genetica Humana Podria Requerir La Experimentacion en Mujeres y Niños

El biólogo escoces Ian Wilmut, el "padre" de la famosa primera oveja clonada Dolly, proporcionó estas estadísticas en el 2001: de las 31,007 ovejas, ratones, cerdos y otros huevos que fueron sometidos a transferencia celular somática nuclear (clonación), se obtuvieron 9,391 embriones viables. De estos embriones resultaron 267 prole nacida viva. En dichos animales, reportó The New York Times, los "errores al azar" estuvieron omnipresentes - incluyendo defectos fatales del corazon y los pulmones, mal funcionamiento del sistema inmunológico y obesidad grotesca. En total, "menos del tres por ciento de todos los esfuerzos de clonación tuvieron éxito". Dolly podria ser víctima de envejecimiento prematuro, otro problema en animales clonados. En enero, se reportó que ella sufría de artritis, a la inusual edad de cinco y medio. Las madres de los clones también se ponen en peligro ya que sus cuerpos tienen problemas al soportar los anormalmente largos fetos que la clonación frecuentemente produce.

Es probable que los científicos se perfeccionen en la clonación de animales y en los procedimientos más complejos requeridos para producir alteraciones genéticas hereditarias. Entonces, como los activistas de la salud sarcasticamente observan, si funciona en un raton, lo intentaran en una mujer: "Cada especie presenta un nuevo set de problemas". ¿Cómo podría ser el procedimiento perfeccionado en humanos? ¿Mediante experimentos clínicos?

"El grado de riesgo a ser tomado nunca deberá exceder el resultado por la importancia humanitaria del problema a resolverse como resultado del experimento" lee el Código de Nuremberg, redactado después de la Segunda Guerra Mundial con el fin de prohibir en el futuro los tortuosos experimentos de la clase que los "científicos" nazis inflingieron en los prisioneros de los campos de concentración . ¿Cuál es la importancia humanitaria de crear un corredor velocista de 100 metros más rápido? ¿O aún, de curar una enfermedad mediante la ingeniería genética cuando otras opciones todavía no se han probado? La ciencia para encontrar medios "seguros" en la ingeniería genética en humanos, dice Newman, constituirá "una empresa completamente experimental, con pequeña justificación." En otras palabras, "no podremos llegar allá desde aquí".

No Somos Nuestros Genes

Cuando el Proyecto del Genoma Humano terminó su mapa del AND, su declaración de prensa lo llamó el "plano" de la humanidad, el verdadero Libro de la Vida. Los periódicos ya habían estado dando reportes del descubrimiento de un "gen para" el cáncer de pecho y, un "gen para" la homosexualidad. Mucha gente ha empezado a creer que nuestros genes determinan quienes seremos.

Esta línea de pensamiento debería sonarle familiar a las mujeres. No hace mucho tiempo, se nos dijo que las hormonas, no el sexismo, era la explicación para que nunca hubiera un presidente mujer en los Estados Unidos (podría iniciar una guerra nuclear durante su PMS). Una década después de ello, vino la noción que el género está "bien cableado" en el cerebro. No es de manera incidental que estos reclamos fueron hechos justo cuando los movimientos sociales estaban probando el adagio de Simone de Beauvoir que las mujeres no nacen, se hacen. Ahora la antigua determinación está elevando su fea cabeza otra vez, con la genética. Así como las familias "no tradicionales" finalmente traen legitimidad a la paternidad social, los proponentes de la modificación genética hereditaria nos dicen que no sólo podemos pre-determinar la naturaleza de nuestros niños, sino que la clonación es el único medio por el cual gays y lesbianas pueden volverse padres reales. Los lazos paternos "reales", indican ellos, son biológicos, genéticos.

La "determinación genética" es biológicamente precisa. "Es poco probable que una causa simple y directa logre establecer un vínculo entre los genes y las enfermedades comúnes", escribe Richard Horton, editor de la revista médica británica The Lancer. Si esto que se dice de las enfermedades es cierto, es aún mas cierto en los casos de la musicalidad, el optimismo, o la orientación sexual. Cuanto más complejo el razgo, menos útil es la genética para explicarlo. Hubbard escribe, "Realmente, el lente de la genética es el del foco más angosto para definir nuestra biología, para no mencionar lo que nuestro ser social significa".

La Modificacion Genetica no Es Una "Alternativa" ReproductivaLos defensores de la nueva eugenesia quieren enmarcarlo como un asunto de "eleccion". Sin embargo las feministas saben que podemos apoyar los derechos de aborto y aun oponernos a la eugenesia.

Seducidas por la promesa médica de la ciencia genética o temerosas de perder la autonomía reproductiva, muchas feministas han retrasado su oposición a la ingeniería genética humana. Sin embargo, la IG es una amenaza para las mujeres y, en el sentido más amplio, un asunto feminista. He aquí el porqué.

Si alguien debe ser cauteloso con las técnicas médicas destinadas a mejorar la reproducción ordinaria - como la IG preteder hacer - son las mujeres. La historia está llena de esos "progresos" y de sus graves resultados. Cuando bebés sin extremidades nacieron de madres que tomaron talidomidia, la droga fue retirada del mercado. Sin embargo, los resultados letales de otra medicina de "estimulación del embarazo", DES, aparecieron sólo algunos años despues, como cáncer en las hijas de madres DES. La pildora fuerte en estrógeno fue probada primero en desinformadas madres puertorriqueñas, algunas de las cuales podrían haber muerto de ello.

Hoy en día la industria de fertilidad hace 4 billones de dolares al año, aun cuando la Fertilizacion in Vitro (IVF) da resultado (tiene éxito) sólo en 3 de 10 casos. Virtualmente sin regulacion y altamente competitivos, estos médicos de fertilidad usualmente llevan a cabo tratamientos experimentales. Recientemente, el Instituto de Medicina Reproductiva y Ciencia del Centro Médico San Barnabas de Nueva Jersey anunció el éxito de una nueva "terapia" de fertilidad llamada transferencia citoplasmática, en la cual parte del material celular que está fuera del núcleo de los óvulos (huevos) de una mujer es transferido al óvulo (huevo) de otra mujer que esté experimentando dificultades para mantener la supervivencia del embrión. El citoplasma transferido contiene mitocondria (organismos que producen energía para la célula), los cuales a su vez contienen un número pequeño de sus propios genes. De este modo el embrión producido por trasferencia citoplasmática termina teniendo dos madres genéticas. Esta mezcla, llamada "heteroplasmia mitocondria" puede causar síntomas mortales que no aparecerán hasta más tarde en la vida. Cuando la television pública Nova reportó entusiastamente el procedimiento, completándolo con tomas de su lindo resultado, Katy, no mencionó riesgo alguno.

¿No dieron estos pacientes su consentimiento informado? Si y no. La mayoría leyó las advertencias y firmó con sus nombres. Pero con las terapias genéticas no existe tal cosa del consentimiento "informado", dice Judith Norsigian del Colectivo de Salud de Mujeres de Boston, "porque los riesgos no se pueden conocer". La bióloga Ruth Hubbard añade, lo letal del DES fue descubierto "sólo porque se demostró a sí mismo en una condición de otro modo muy extraño. Si los efectos [de la ingeniería genética humana] se retrazan y si no son asociados con una patología particular inusual, puede tomar un buen tiempo el descubrirlo." O ciertamente, "nunca lo podríamos saber".

"Perfeccionando" La Alteracion Genetica Humana Podria Requerir La Experimentacion en Mujeres y Niños

El biólogo escoces Ian Wilmut, el "padre" de la famosa primera oveja clonada Dolly, proporcionó estas estadísticas en el 2001: de las 31,007 ovejas, ratones, cerdos y otros huevos que fueron sometidos a transferencia celular somática nuclear (clonación), se obtuvieron 9,391 embriones viables. De estos embriones resultaron 267 prole nacida viva. En dichos animales, reportó The New York Times, los "errores al azar" estuvieron omnipresentes - incluyendo defectos fatales del corazon y los pulmones, mal funcionamiento del sistema inmunológico y obesidad grotesca. En total, "menos del tres por ciento de todos los esfuerzos de clonación tuvieron éxito". Dolly podria ser víctima de envejecimiento prematuro, otro problema en animales clonados. En enero, se reportó que ella sufría de artritis, a la inusual edad de cinco y medio. Las madres de los clones también se ponen en peligro ya que sus cuerpos tienen problemas al soportar los anormalmente largos fetos que la clonación frecuentemente produce.

Es probable que los científicos se perfeccionen en la clonación de animales y en los procedimientos más complejos requeridos para producir alteraciones genéticas hereditarias. Entonces, como los activistas de la salud sarcasticamente observan, si funciona en un raton, lo intentaran en una mujer: "Cada especie presenta un nuevo set de problemas". ¿Cómo podría ser el procedimiento perfeccionado en humanos? ¿Mediante experimentos clínicos?

"El grado de riesgo a ser tomado nunca deberá exceder el resultado por la importancia humanitaria del problema a resolverse como resultado del experimento" lee el Código de Nuremberg, redactado después de la Segunda Guerra Mundial con el fin de prohibir en el futuro los tortuosos experimentos de la clase que los "científicos" nazis inflingieron en los prisioneros de los campos de concentración . ¿Cuál es la importancia humanitaria de crear un corredor velocista de 100 metros más rápido? ¿O aún, de curar una enfermedad mediante la ingeniería genética cuando otras opciones todavía no se han probado? La ciencia para encontrar medios "seguros" en la ingeniería genética en humanos, dice Newman, constituirá "una empresa completamente experimental, con pequeña justificación." En otras palabras, "no podremos llegar allá desde aquí".

No Somos Nuestros Genes

Cuando el Proyecto del Genoma Humano terminó su mapa del AND, su declaración de prensa lo llamó el "plano" de la humanidad, el verdadero Libro de la Vida. Los periódicos ya habían estado dando reportes del descubrimiento de un "gen para" el cáncer de pecho y, un "gen para" la homosexualidad. Mucha gente ha empezado a creer que nuestros genes determinan quienes seremos.

Esta línea de pensamiento debería sonarle familiar a las mujeres. No hace mucho tiempo, se nos dijo que las hormonas, no el sexismo, era la explicación para que nunca hubiera un presidente mujer en los Estados Unidos (podría iniciar una guerra nuclear durante su PMS). Una década después de ello, vino la noción que el género está "bien cableado" en el cerebro. No es de manera incidental que estos reclamos fueron hechos justo cuando los movimientos sociales estaban probando el adagio de Simone de Beauvoir que las mujeres no nacen, se hacen. Ahora la antigua determinación está elevando su fea cabeza otra vez, con la genética. Así como las familias "no tradicionales" finalmente traen legitimidad a la paternidad social, los proponentes de la modificación genética hereditaria nos dicen que no sólo podemos pre-determinar la naturaleza de nuestros niños, sino que la clonación es el único medio por el cual gays y lesbianas pueden volverse padres reales. Los lazos paternos "reales", indican ellos, son biológicos, genéticos.

La "determinación genética" es biológicamente precisa. "Es poco probable que una causa simple y directa logre establecer un vínculo entre los genes y las enfermedades comúnes", escribe Richard Horton, editor de la revista médica británica The Lancer. Si esto que se dice de las enfermedades es cierto, es aún mas cierto en los casos de la musicalidad, el optimismo, o la orientación sexual. Cuanto más complejo el razgo, menos útil es la genética para explicarlo. Hubbard escribe, "Realmente, el lente de la genética es el del foco más angosto para definir nuestra biología, para no mencionar lo que nuestro ser social significa".

La Modificacion Genetica no Es Una "Alternativa" Reproductiva

Para las feministas, uno de los aspectos más sensibles del debate sobre la manipulación genética humana es la manera en que sus proponentes han secuestrado la palabra "opción" para vender sus productos. Las clínicas de fertilidad in vitro e investigación biotécnica no deben ser reguladas dicen las compañías que las manejan, porque eso infringiría la "opción" (para los consumidores que pagan, si no para su descendencia insospechada). El Libro de la Vida se ha vuelto un "catálogo" de "eugenesia consumista", dice la socióloga Barbara Katz Rochman.

Algunos éticos también han asignado un "derecho" reproductivo al diseño del bebe por nacer. La gente decide si se reproduce o no basado en un "paquete de experiencias" esperado, escribió John Robertson, un bioético influyente en 1998. "Ya que la decisión del solicitante determinará si se reproduce o no . . . debería entonces tener algún derecho a escoger características, y a optar por que sea por exclusión negativa o por selección positiva." El aborto selectivo ya es aceptado ampliamente luego que una revisión genética prenatal descubre una "anomalia". Aunque algunos (notables activistas de derechos de los discapacitados) critican ello de "eugenesia negativa", mucha gente acepta esta práctica para condiciones medicas muy serias. En cualquier caso, seleccionar de entre un pequeño número de embriones es una diferencia muy grande a la de arreglar el AND de un futuro niño para lograr algunos rasgos preferidos.

Lo que las feministas quieren decir por "optar" - la habilidad para controlar la fertilidad con control natal legal y seguro y el aborto - es de lejos más concreto. Confiere igualdad existencial sobre la mitad femenina de la raza humana, es por ello que las mujeres a nivel mundial lo han buscado por siglos. Pero la ingeniería genética diseña en desigualdad: confiere artificialmente ventajas hereditarias sólo a aquellos que pueden costearlas. Más aún, realizarla prenatalmente afecta a la nueva persona sin su consentimiento y la posibilidad de su detrimento emocional o físico. "Terminar un embarazo no deseado es una cosa, y estar jugando con los genes es totalmente otra", dice Marcy Darnovsky del Centro para Genetica y Sociedad. "Nosotros apoyamos el derecho al aborto porque apoyamos el derecho de no tener un hijo - o de tenerlo. Pero no apoyamos que una mujer tenga el derecho de hacerle nada a ese niño una vez que esté vivo, como abusar de él o de asesinarlo." Irónicamente, como ha putualizado Lisa Handwerker de la Cadena Nacional para la Salud de la Mujer, las fuerzas de anti-escoger y anti-IG comparten con los proponentes del IG un enfoque obsesivo en el embrión como una identidad independiente, mientras que ambos ignoran virtualmente a la mujer embarazada y al niño que pueda estar gestando.

Las Prohibiciones a Las Tecnonoligas Geneticas Peligrosas no Le Dan "Derechos" a Los Fetos

Quienes están a favor de optar temen que cualquier preocupación percibida sobre los embriones cederá territorio a los anti-aborcionistas, quienes quieren protección legal total hacia los embriones y fetos. El Congresista de los Estados Unidos, Henry Waxman, reflejó esta confusión cuando dijo en una audiencia del Congreso, "Yo no creo que el Congreso pueda prohibir la investigación sobre la duplicación genética de células cuyo potencial sea salvar vidas, porque de acuerdo a ello una célula - una célula especial, pero célula al fin y al cabo - tendría el mismo derecho y protecciones que una persona."

Pero los oponentes a la opción de clonar no proponen dar derechos a las células. Más bien, se preocupan que los embriones clonados puedan ser implantados por inescrupulosos empresarios de fertilidad en mujeres desesperadas, donde crecerían como humanos clonados. Y de la clonación, no hay un trecho muy largo hacia el diseño de niños.

Por razones legales, políticas y filosóficas, la doctora en ética de la Universidad de Chicago, Mary Mahowald, propone aclarar la posición a favor de la opcción. "El apoyo feminista al aborto no hace bien al confundir vida con personería." me dijo. "Podemos admitir que el embrión es vida y por lo tanto merece respeto - el respeto, por ejemplo a no intercambiar sus genes con los de otra célula. Pero respetar la vida no es lo mismo que otorgarle derechos. Los derechos estan reservados para las personas vivas."

La Libertad Individual Debe Estar Balanceada con Justicia Social

"Estamos en contra de las prohibiciones", dijo un miembro de la coalición de la corriente principal de los grupos a favor de los derechos reproductivos, explicando porque la coalición estaba reacia a unirse en la campaña en contra de la clonación humana. Esta reacción no sorprende en los Estados Unidos, donde la defensa de la libertad personal puede elevar el interés público.

Sin embargo, la liberación de la mujer significa más que la libertad personal. Enraizado en la Izquierda el feminismo es una crítica a todas las formas de dominación y por lo tanto, una visión equitativa del mundo - racialmente, y económicamente, así como sexualmente.

En algunos casos como los procedimientos de alteración de las especies, la justicia social debe prevalecer sobre la "opción" individual. Argumentando a favor de una prohibición internacional para la clonación reproductiva y la regulación de las investigaciones relacionadas a ella, Patricia Baird, miembro de la Real Comisión Canadiense sobre Las Nuevas Tecnologías Reproductivas, puso de esta manera: "El trabajo de la autonomía individual y la opción reproductiva es incompletamente peligrosa, porque deja fuera los efectos sobre otros y sobre el sistema social, y los efectos sobre el niño y las futuras generaciones." La buena noticia es que la buena política pública protege a los individuos también. Baird ofreció el ejemplo de pescar en abundancia, lo que beneficia a los pescadores a corto plazo, pero reduce la pezca para todos, incluidos a aquellos pescadores, a largo plazo. Las regulaciones lo sostiene a él y a sus descendientes. "Todos tenemos un lugar en la clase de comunidad en la que vivimos", dijo Baird.

Las Feministas Pueden Trabajar Junto con Los Conservadores Anti-Aborcionistas Contra Los Procedimientos de Alteracion de Las Especies

"Todos rechazamos el prospecto de clonar seres humanos . . . porque intuimos y sentimos inmediatamente sin argumento, la violación de cosas que llevamos correctamente muy dentro", escribió León Kass, crítico conservador social y miembro del comité del Presidente Bush para la estudiar la investigación de las células madres.

No toda feminista lleva dentro lo que Kass lleva: la "santidad" de la familia basada en las formas "naturales" de reproducción dadas por Dios. Sin embargo, Kass se sienta junto a Judy Norsigian y Stuart Newman para testificar delante del Congreso de los Estados Unidos en contra de la clonación.

El debate de la ingeniería genética ha hecho extrañas alianzas. Pero también ha vuelto a arreglar las definiciones políticas que hicieron a esos aliados extraños. "Los conservadores sociales creen [que la ingeniería genética] es jugar a ser Dios y por lo tanto no es ético, mientras que los activistas anti-biotécnica [a la Izquierda] ven esto como el primer paso hacia un nuevo mundo dividido por castas biológicas:, escribe el crítico social Jeremy Rifkin. "Ambos se oponen a la emergencia de una civilización eugénica comercial." Otros sugieren que el nuevo plano político se divide diferente, entre liberales y comunitarios. Ya sean de Izquierda o Derecha, los primeros apoyaran el derecho individual a optar por cualquier intervención en el cuerpo propio o en su descendencia, y los últimos a apreciar el derecho público y la igualdad social y rechazarán aquellas intervenciones, incluidas la IG, que las pongan el peligro.

Los activistas de la opción pueden sorprenderse de primera impresión cuando encuentran que sus sentimientos anti clonación y anti eugenesia son compartidos por sus oponentes en los derechos reproductivos. Pero los argumentos pasionales para la misma posición de enemigos históricos solo pueden hacer que un legislador o cualquier ciudadano se detengan a escuchar. Los feministas no necesitan sacrificar ninguna parte de la defensa del derecho de la mujer a su autonomía reproductiva cuando logremos la salud y justicia social para la comunidad humana futura.

Para las feministas, uno de los aspectos más sensibles del debate sobre la manipulación genética humana es la manera en que sus proponentes han secuestrado la palabra "opción" para vender sus productos. Las clínicas de fertilidad in vitro e investigación biotécnica no deben ser reguladas dicen las compañías que las manejan, porque eso infringiría la "opción" (para los consumidores que pagan, si no para su descendencia insospechada). El Libro de la Vida se ha vuelto un "catálogo" de "eugenesia consumista", dice la socióloga Barbara Katz Rochman.

Algunos éticos también han asignado un "derecho" reproductivo al diseño del bebe por nacer. La gente decide si se reproduce o no basado en un "paquete de experiencias" esperado, escribió John Robertson, un bioético influyente en 1998. "Ya que la decisión del solicitante determinará si se reproduce o no . . . debería entonces tener algún derecho a escoger características, y a optar por que sea por exclusión negativa o por selección positiva." El aborto selectivo ya es aceptado ampliamente luego que una revisión genética prenatal descubre una "anomalia". Aunque algunos (notables activistas de derechos de los discapacitados) critican ello de "eugenesia negativa", mucha gente acepta esta práctica para condiciones medicas muy serias. En cualquier caso, seleccionar de entre un pequeño número de embriones es una diferencia muy grande a la de arreglar el AND de un futuro niño para lograr algunos rasgos preferidos.

Lo que las feministas quieren decir por "optar" - la habilidad para controlar la fertilidad con control natal legal y seguro y el aborto - es de lejos más concreto. Confiere igualdad existencial sobre la mitad femenina de la raza humana, es por ello que las mujeres a nivel mundial lo han buscado por siglos. Pero la ingeniería genética diseña en desigualdad: confiere artificialmente ventajas hereditarias sólo a aquellos que pueden costearlas. Más aún, realizarla prenatalmente afecta a la nueva persona sin su consentimiento y la posibilidad de su detrimento emocional o físico. "Terminar un embarazo no deseado es una cosa, y estar jugando con los genes es totalmente otra", dice Marcy Darnovsky del Centro para Genetica y Sociedad. "Nosotros apoyamos el derecho al aborto porque apoyamos el derecho de no tener un hijo - o de tenerlo. Pero no apoyamos que una mujer tenga el derecho de hacerle nada a ese niño una vez que esté vivo, como abusar de él o de asesinarlo." Irónicamente, como ha putualizado Lisa Handwerker de la Cadena Nacional para la Salud de la Mujer, las fuerzas de anti-escoger y anti-IG comparten con los proponentes del IG un enfoque obsesivo en el embrión como una identidad independiente, mientras que ambos ignoran virtualmente a la mujer embarazada y al niño que pueda estar gestando.

Las Prohibiciones a Las Tecnonoligas Geneticas Peligrosas no Le Dan "Derechos" a Los Fetos

Quienes están a favor de optar temen que cualquier preocupación percibida sobre los embriones cederá territorio a los anti-aborcionistas, quienes quieren protección legal total hacia los embriones y fetos. El Congresista de los Estados Unidos, Henry Waxman, reflejó esta confusión cuando dijo en una audiencia del Congreso, "Yo no creo que el Congreso pueda prohibir la investigación sobre la duplicación genética de células cuyo potencial sea salvar vidas, porque de acuerdo a ello una célula - una célula especial, pero célula al fin y al cabo - tendría el mismo derecho y protecciones que una persona."

Pero los oponentes a la opción de clonar no proponen dar derechos a las células. Más bien, se preocupan que los embriones clonados puedan ser implantados por inescrupulosos empresarios de fertilidad en mujeres desesperadas, donde crecerían como humanos clonados. Y de la clonación, no hay un trecho muy largo hacia el diseño de niños.

Por razones legales, políticas y filosóficas, la doctora en ética de la Universidad de Chicago, Mary Mahowald, propone aclarar la posición a favor de la opcción. "El apoyo feminista al aborto no hace bien al confundir vida con personería." me dijo. "Podemos admitir que el embrión es vida y por lo tanto merece respeto - el respeto, por ejemplo a no intercambiar sus genes con los de otra célula. Pero respetar la vida no es lo mismo que otorgarle derechos. Los derechos estan reservados para las personas vivas."

La Libertad Individual Debe Estar Balanceada con Justicia Social

"Estamos en contra de las prohibiciones", dijo un miembro de la coalición de la corriente principal de los grupos a favor de los derechos reproductivos, explicando porque la coalición estaba reacia a unirse en la campaña en contra de la clonación humana. Esta reacción no sorprende en los Estados Unidos, donde la defensa de la libertad personal puede elevar el interés público.

Sin embargo, la liberación de la mujer significa más que la libertad personal. Enraizado en la Izquierda el feminismo es una crítica a todas las formas de dominación y por lo tanto, una visión equitativa del mundo - racialmente, y económicamente, así como sexualmente.

En algunos casos como los procedimientos de alteración de las especies, la justicia social debe prevalecer sobre la "opción" individual. Argumentando a favor de una prohibición internacional para la clonación reproductiva y la regulación de las investigaciones relacionadas a ella, Patricia Baird, miembro de la Real Comisión Canadiense sobre Las Nuevas Tecnologías Reproductivas, puso de esta manera: "El trabajo de la autonomía individual y la opción reproductiva es incompletamente peligrosa, porque deja fuera los efectos sobre otros y sobre el sistema social, y los efectos sobre el niño y las futuras generaciones." La buena noticia es que la buena política pública protege a los individuos también. Baird ofreció el ejemplo de pescar en abundancia, lo que beneficia a los pescadores a corto plazo, pero reduce la pezca para todos, incluidos a aquellos pescadores, a largo plazo. Las regulaciones lo sostiene a él y a sus descendientes. "Todos tenemos un lugar en la clase de comunidad en la que vivimos", dijo Baird.

Las Feministas Pueden Trabajar Junto con Los Conservadores Anti-Aborcionistas Contra Los Procedimientos de Alteracion de Las Especies

"Todos rechazamos el prospecto de clonar seres humanos . . . porque intuimos y sentimos inmediatamente sin argumento, la violación de cosas que llevamos correctamente muy dentro", escribió León Kass, crítico conservador social y miembro del comité del Presidente Bush para la estudiar la investigación de las células madres.

No toda feminista lleva dentro lo que Kass lleva: la "santidad" de la familia basada en las formas "naturales" de reproducción dadas por Dios. Sin embargo, Kass se sienta junto a Judy Norsigian y Stuart Newman para testificar delante del Congreso de los Estados Unidos en contra de la clonación.

El debate de la ingeniería genética ha hecho extrañas alianzas. Pero también ha vuelto a arreglar las definiciones políticas que hicieron a esos aliados extraños. "Los conservadores sociales creen [que la ingeniería genética] es jugar a ser Dios y por lo tanto no es ético, mientras que los activistas anti-biotécnica [a la Izquierda] ven esto como el primer paso hacia un nuevo mundo dividido por castas biológicas:, escribe el crítico social Jeremy Rifkin. "Ambos se oponen a la emergencia de una civilización eugénica comercial." Otros sugieren que el nuevo plano político se divide diferente, entre liberales y comunitarios. Ya sean de Izquierda o Derecha, los primeros apoyaran el derecho individual a optar por cualquier intervención en el cuerpo propio o en su descendencia, y los últimos a apreciar el derecho público y la igualdad social y rechazarán aquellas intervenciones, incluidas la IG, que las pongan el peligro.

Los activistas de la opción pueden sorprenderse de primera impresión cuando encuentran que sus sentimientos anti clonación y anti eugenesia son compartidos por sus oponentes en los derechos reproductivos. Pero los argumentos pasionales para la misma posición de enemigos históricos solo pueden hacer que un legislador o cualquier ciudadano se detengan a escuchar. Los feministas no necesitan sacrificar ninguna parte de la defensa del derecho de la mujer a su autonomía reproductiva cuando logremos la salud y justicia social para la comunidad humana futura.


El Rol de la Mujer Norteamericana

La mayoría de las mujeres norteamericanas y las organizaciones de derechos reproductivos se han demorado al entender las tecnologías de alteración de las especies como asuntos suyos. Esto no ha sido así en Europa y en el Sur global, o entre las mujeres indígenas en Norte América. En 1992, por ejemplo el Partido Europeo Verde femenino descubrió una aplicación patentada en una compañía biotécnica norteamericana para el proceso de sintetizar "agentes biológicos activos" no humanos en glandulas mamarias humanas, los cuales serían segregados en la leche y transmitido a los lactantes. Para dramatizar la commodification de la mujer que se escondía en esta idea, la propaganda de las mujeres presentaba la imagen de una barriga de embarazada con un código de barras que lo cruzaba. Fue una de las primeras campañas feministas en contra de la patente de una forma de vida y fue exitosa. Pero si dicho éxito es de alguna manera trasladado hacia una prohibición amplia global, dado el agresivo apuro de la industria norteamericana hacia este lucrativo nuevo comercio, se necesitará una intervención más activa de los Americanos - y, especialmente, de las mujeres norteamericanas.

Cuando las propuestas para prohibir la clonación humana fueron introducidas en la Casa de los Representantes de los Estados Unidos un año atrás, los oponentes progresistas de la ingeniería genética estuvieron complacidos solo parcialmente. El problema fue que la legislación no vino de otros progresistas, o de sus amigos. Mas bien, la factura se le otorgó a los Republicanos de dura derecha, como el Congresista de la Florida David Weldon y de Pensilvania James Greenwood y los más de acuerdo fueron los fundamentalistas anti aborto.

Esto demando una politica rápida y engañosa. Las simpatías de los auspiciadores, mostrando más ternura hacia los blastocitos que hacia las mujeres y los niños, hicieron que los representantes a favor de la opción corrieran en otra dirección. "El problema con la propuesta Weldon fue Dave Weldon", dijo Judy Norsigian, directora ejecutiva de la Colectiva para la Salud de la Mujer de Boston, luego de apoyar en la Casa a favor dicha propusta. La prensa ventiló dudas moderadas al caracterizar el debate como uno de ciencia versus religión, o de progreso médico versus alarmismo Luddito.

El verano pasado, las feministas de E.U. empezaron a ponerse al día. Más de 100 grupos e individuos - desde la Cadena Nacional de la Salud de la Mujer hasta la Organización Nacional Latina de Salud, y desde la activista femenina de derechos de los discapacitados Adrienne Asch hasta la activista anti globalización Naomi Klein - firmaron la petición de la Colectiva de Salud de la Mujer de Boston apoyando la prohibición a la clonación reproductiva y una moratoria sobre la colación de embriones. El liderazgo de la directora ejecutiva de la Colectiva de Salud fue emblemática así como real: mientras el prospecto de la ingeniería genética humana surge, el título del clásico feminista que su grupo escribió - Nuestros Cuerpos, Nosotros Mismos - asume un significado más urgente.

Date modified: January 1, 1970August 14, 2003

 

ESPAÑOL | PORTUGUÊS | Русский

home | overview | blog | publications| about us | donate | newsletter | press room | privacy policy

CGS • 1122 University Ave, Suite 100, Berkeley, CA 94702 • • (p) 1.510.665.7760 • (F) 1.510.665.8760